El Tratado de Lisboa


Tres países faltan por ratificar el Tratado de Lisboa. Dos de ellos, Polonia y la República Checa, están a la espera del resultado del referéndum que se celebrará en Irlanda.

Los últimos sondeos de cara al referéndum en Irlanda, que se celebrará el 2 de octubre, indican que esta cayendo el apoyo a Tratado de Lisboa, aunque sigue habiendo gente que se muestra más a favor que en contra.

El Tratado de Lisboa supone una serie de novedades con respecto a los anteriores tratados:

- Se produce una ampliación de las competencias del Parlamento, que junto a un reforzamiento del procedimiento de codecisión, lo sitúa en posición de igualdad con el Consejo.

- Se abre la posibilidad de iniciativas legislativas populares, al permitir que los ciudadanos puedan presentar propuestas legislativas, siempre y cuando estas estén apoyadas por al menos 1 millón de ciudadanos europeos.

- Una mayor participación de los parlamentos nacionales en las instituciones europeas.

- Se establece un reparto de Competencias entre la Unión y los estados miembros.

- Por primera vez se establece un procedimiento que permitiría a un Estado miembro salir de la Unión.

- Con el fin de agilizar las decisiones se amplían las materias que se aprobarán por mayoría cualificada en lugar de por unanimidad.

- Se crea el Presidente del Consejo Europeo, con un mandato de 2 años y medio, y se vincula el nombramiento del Presidente de la Comisión a los resultados de las elecciones europeas.

- Especifica los valores sobre los que se basa la Unión Europea.

- Se amplían los derechos reconocidos en la Carta de Derechos Fundamentales.

- Se señala la importancia de la solidaridad entre los Estados miembros.

- Se atribuyen competencias en materia de seguridad a la Unión Europea, con el fin de una lucha más eficaz contra el crimen.

- Creación del Servicio Europeo de Acción Exterior, que asistirá al Alto Comisionado de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, que tendrá categoría de Vicepresidente de la Comisión.

- Personalidad Jurídica unificada de la Unión Europea.

Podéis obtener más información sobre el Tratado de Lisboa en: http://europa.eu/lisbon_treaty/index_es.htm

Por los avances que supone para la Unión Europea es importante que entre en vigor. Quizás no recoja todos los cambios que necesita la Unión pero las novedades que plantean ya suponen una mejora del actual sistema y abren la puerta a una Unión Europea cada vez más fuerte.

8 comentarios:

emilio dijo...

Sobre el Tratado de Lisboa, los europeístas no tienen más remedio que tener un sentimiento ambivalente. Es cierto que supone algunas ventajas, pero me quedo con lo que dices al final: "Quizás no recoja todos los cambios que necesita la Unión...".
La pregunta es: ¿qué pasría si Irlanda vuelve a decir "no"?
Saludos: emilio

Jorge Juan Morante dijo...

Esta claro que si Irlanda dice no, la República Checa y Polonia, lo usarán para también rechazarlo.

Caben varias posibilidades en caso de que se rechace de nuevo:

- Que se vuelva a presentar de nuevo en referéndum transcurrido un tiempo, como hace Noruega con su entrada en la Unión Europea.

- Que se modifique el texto, o haciendo nuevos recortes o añadiendo nuevos aspectos.

- Y la tercera posibilidad es que nos quedemos como estamos.

Encarna H. dijo...

Hola Jorge. Gracias por el enlace a mi blog. No conocía el tuyo, lo apunto entre mis favoritos de blogs europeos. Un abrazo

Fernán González dijo...

Hola Jorge Juan
Habría que indagar porqué hay tanta reticencia en algunos países de Europa al Tratado de Lisboa. Todo lo que huela a una aparente pérdida del poder de tomar decisiones nacionales es anatema para ciertos sectores. Lo que es contradictorio es que sea en Irlanda, beneficiario neto de la Unión Europea, donde más oposición hay.
¡Saludos desde Londres!
http://cubanlad.blogspot.com

Jorge Juan Morante dijo...

Hola Encarna,

No hay de que, cuando leí por primera vez tu blog, me pareció tan interesante, que decidí poner un enlace en el mio.

un abrazo,

Jorge Juan

Jorge Juan Morante dijo...

Hola Fernán:

En el caso de Irlanda creo uno de los factores podría estar en los engaños en los que Libertas, (la plataforma irlandesa del No en el anterior referéndum), basó su campaña en el otro referéndum, pero habría que hacer un profundo análisis para ver su rechazo, aunque con el acto número de indecisos es difícil saber si hay rechazo o no.
En los casos de los gobiernos polaco y checo, es su euroescepticismo, pero el irlandés es proeuropeo.

Wences dijo...

Hola!
Estoy colgando en la web una blognovela: El fin del mundo. Si te apetece, me gustaría que le echases un vistazo y me dijeses qué te parece. Gracias.
http://findestemundo.blogspot.com

Jorge Juan Morante dijo...

Hola Wences:

Le he echado un vistazo a tu blognovela y parece interesante ya la leeré en profundidad cuando tenga más tiempo.