¿Cuál era la situación de Europa después de la segunda guerra mundial?

Londres II Guerra Mundial
imagen procedente de segundaguerramundial.es

Al finalizar la II Guerra Mundial habían muerto 40 millones de personas y 35 millones habían resultado heridas, la mayoría de ellas en la URSS, Polonia, Alemania y Yugoslavia, por el contrario, la población no descendió porque el número de nacimientos superó al de muertes. Al finalizar había 15 millones de desplazados que buscaban volver a su lugar de origen.

En Europa los países perdieron gran parte de su capacidad industrial y de sus infraestructuras. La producción agraria se vio también afectada con descensos en casi todos los países y un gran número de viviendas habían sido destruidas.

Además de la falta de alimentos, materias primas y energía los europeos carecían de medios de pago con los que importar, y los problemas monetarios y de endeudamiento por la guerra agravaban el problema.

Sin embargo existían una serie de factores que propiciaban una reconstrucción europea tras la guerra: no se destruyó todo el tejido productivo en la guerra; el interés de Estados Unidos (EEUU) en la reconstrucción de Europa; se había afianzado la idea de la necesaria cooperación entre los estados europeos para conseguir la recuperación; y surgió un nuevo sentimiento de supranacionalidad.

Durante los años 40 se fueron creando diferentes movimientos europeos que apostaban por una integración o una cooperación europea: la Unión de Federalistas Europeos, 1946; Movimiento Europeo, 1947; “Ligue Européenne Cooperation Economique”, 1948; el Consejo de Europa, 1949.

Sin embargo la firma de alianzas militares de defensa en Europa, que llevaron a la creación de la OTAN, pusieron en peligro los procesos de integración en Europa al marginar a aquellos países que querían permanecer neutrales o no alineados.

Aunque los Estados Unidos habrían enviado 25.000 millones de dólares en ayuda económica de 1945 a 1948, esta ayuda se agotó pronto y no sirvió para la recuperación económica de Europa.  En 1947, el secretario de estado de EEUU, George C. Marshall, planteó la necesidad de enviar una ayuda a Europa para su recuperación económica condicionada a que Europa hiciese un inventario de sus recursos y elaborase un plan común de recuperación económica que llevase a la formación de un gran mercado europeo. Para alcanzar los objetivos había tres vías: programa común de recuperación económica, unión aduanera y liberalización de los intercambios.

Entre  las tres vías se escogió la tercera vía que dio origen a la creación de la Organización Europea para la Cooperación Económica (OECE), esta organización consiguió un acuerdo respecto al reparto de los fondos aportados por EEUU pero no consiguió que se acordase un plan conjunto de desarrollo y se quedó en unos principios generales: estabilidad monetaria, estimular las exportaciones, reducción las importaciones, modernizar las infraestructuras y la producción y reducir los desequilibrios europeos.



A finales de los años 40 se desarrollaron diferentes proyectos de uniones aduaneras: Francital (entre Francia e Italia), el Benelux (Bélgica, Holanda y Luxemburgo), Finebel (Entre los países de Francital y el Benelux), Uniscan (Reino Unido, Dinamarca, Noruega y Suecia) y el Consejo Nórdico (entre los países escandinavos).

Qué opinas de este post? Por favor, deja tu opinión mediante un comentario y si te gusta te agradecería que le dieses difusión en Facebook, Twitter o Google+ o votando este blog en los Premios Bitácoras 2015 como mejor Blog de Opinión pinchando aquí.

0 comentarios: