Mañana el Parlamento Europeo votará limitar las retribuciones de los banqueros


Hoy, a las 17 horas, comienza una nueva sesión plenaria del Parlamento Europeo en Estrasburgo que durará hasta el jueves.

Sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo

Entre los temas que se tratarán están: la gestión de la crisis por el BCE, la asistencia financiera a Chipre, congelación de las subastas de CO2, los cambios en la Constitución húngara, sobre la liberalización de la asistencia en tierra en los aeropuertos, debate sobre el futuro de Europa con el Primer Ministro Finlandés,  la entrada de Croacia a la Unión Europea (que ha sido obstaculizada por Dinamarca y Alemania) y otros temas.

También está prevista mañana una votación final sobre los límites de las primas a los banqueros y sobre requisitos de capital más exigentes para los bancos, un paquete de normas que pretenden limitar las retribuciones de los banqueros y aumentar los requisitos de capital de los bancos para reforzar al Sector Financiero.

La asistencia financiera a Chipre se debate justo cuando el Presidente Chipriota ha pedido un aumento de los Fondos Estructurales para afrontar mejor la crisis.

Es posible seguir la sesión plenaria en streaming.

Más información: http://www.europarl.europa.eu/sides/indexPartSession.do?reference=2013-04&language=ES

¿Qué opinas de este post? Por favor, deja tu opinión mediante un comentario y si te gusta te agradecería que le dieses difusión en Facebook, Twitter o Google+

2 comentarios:

carlos javier nuñez vazquez dijo...

A mi que una empresa privada quiera pagar el sueldo que quiera a su gente me parece bien. Pero en el caso de bancos, siempre que necesiten ayudas públicas estoy a favor de limitarselo, y mas, limitarles esas cantidades tan enormes que se llevan si les "dan puerta" por hacerlo mal.. ¿verdad?

Jorge Juan Morante dijo...

Respecto al caso de los bancos que es el que se vota mañana comparto tu opinión, ya que para salvar la economía tienen que rescatar a los bancos es inaceptable que se recompense su mala gestión.

Un saludo,

Jorge Juan